Termografía infrarroja industrial

Termografía infrarroja industrial - Ventajas - Areas de aplicación - Mantenimiento Predictivo


Termografía infrarroja industrial - Mantenimiento predictivo

La Termografía Infrarroja es la técnica mediante la cual se adquiere información térmica de un equipo y se predicen futuras fallas analizando las alteraciones detectadas. El monitoreo se realiza en condiciones de trabajo normales minimizando cualquier interferencia con la producción.

Se ha convertido en una de las herramientas de diagnóstico más valiosas para efectuar un mantenimiento predictivo eficaz.

Ventajas del análisis Termográfico

Reducción del tiempo de revisión de los equipos, ya que la termografía indica cuales son los equipos que presentarán falla, pudiendo el departamento de mantenimiento reparar los problemáticos antes que fallen.

Permite realizar reparaciones programadas de los equipos con problemas no críticos mediante un monitoreo.

Reduce la probabilidad de paros imprevistos por falla de equipos, incrementando el tiempo de producción y por ende la rentabilidad.

Reducción de los tiempos de paradas programadas.

Reducción de los costos de mantenimiento.

Reducción del stock de repuestos, dado que se evitan fallas sorpresivas.

Áreas de Aplicación de la Termografía Infrarroja

  • Tableros eléctricos, sus componentes
  • Cableados
  • Motores eléctricos
  • Equipos con rodamientos o partes que generen calor por fricción (correas, cadenas, trasmisiones, etc.).
  • Sistemas de calefacción, refrigeración o aislaciones.
  • Cámaras frigoríficas
  • Termografía de edificios para determinar humedad no visible a simple vista o pérdidas de energía.