Tratamiento de efluentes por medio de lodos activados

Plantas de tratamiento de efluentes por medio de lodos activados - Aireadores industriales


Lodos activados

El tratamiento de lodos activados  (sistema aerobio), se realiza en una cámara donde se mantiene una determinada concentración de oxígeno disuelto, para permitir que los microorganismos, que se desarrollan espontáneamente, puedan respirar, alimentarse (de la carga orgánica presente) y reproducirse. Para mantener esta concentración de oxígeno disuelto se usan equipos de aireación, los que pueden ser provistos por Ingenova Argentina. Es muy importante controlar la concentración de oxígeno disuelto, ya que tanto su exceso como su defecto traen aparejado problemas de funcionamiento. Se puede considerar que por cada kilogramo de carga orgánica (cada kilo de DBO)  se genera, aproximadamente, 0,5 kilogramo de lodo biológico y la otra fracción se trasforma en agua, anhídrido carbónico y otros compuestos por acción de los microorganismos.


Este lodo generado o desarrollado debe separarse del efluente antes de su vuelco, debido a su alta carga orgánica y a que es el encargado de degradar la materia orgánica. Esto se logra en el sedimentador secundario, en el cual el lodo biológico sedimenta y, mediante la bomba de retorno de lodos, se envía al reactor aerobio. Este tratamiento se llama proceso de lodos activados.


Para grandes plantas de tratamiento, con altos caudales, se utiliza un sedimentador circular con puente barredor, el cual es arrastrado por un carro motor que marcha por el camino perimetral del sedimentador.


Dado que los microorganismos se siguen reproduciendo, la concentración de lodos en el reactor sigue aumentando hasta alcanzar un nivel superior al deseado.


El exceso de lodo se debe purgar y tratar separadamente, previo a su disposición, para estabilizarlo y reducir su volumen. Esto puede realizarse en un digestor de lodos aerobio o anaerobio. El objetivo de esta etapa es reducir el volumen y lograr su estabilidad biológica (evitar que genere olores desagradables debido a una fermentación espontánea). Este lodo una vez estabilizado se descarta de diversos modos.